Monthly Archives: julio 2013

20140523_143645
La primera vez que fuimos al Foster´s los probamos y nos gustaron tanto que decidí intentarlo en casa. No tiene ninguna complicación y además puedes ir variando el tipo de queso. A nosotros nos gusta mucho con gouda.
Lo que sí debemos tener en cuenta es que se trata de un plato para acompañar, o bien de aperitivo, y además muy consistente, así que mi consejo es hacer poca cantidad cada vez, máximo dos por persona.

Ingredientes:
Queso (en bloque, o una cuña)
Pan rallado
Huevo

Se corta el bloque de queso en palitos largos y no muy finos como 5 mm de grosor por cada lado.Se rebozan en huevo, luego en pan rallado, de nuevo en huevo y pan rallado, de esta manera el empanado es más consistente y evitará que el queso se salga al freir, y además quedarán muy crujientes.Se fríen en abundante aceite de girasol muy caliente hasta que tengan un color dorado.

Y los dejamos en papel de cocina para que suelten el máximo de aceite y servimos acompañados de la salsa  salsas que nos gusten.

Ingredientes:
1 paquete de galletas Oreo
1 cucharada colmada de queso crema
Chocolate negro

Se machacan todas las galletas, yo las pongo en la batidora de vaso y ahí las migo. No importa que queden algunos pedazos sin machacar, pero sólo si son pocos y pequeños. Una vez deshechas las galletas mezclamos con el queso crema hasta que queda bien repartido y se forma una masa uniforme.

El siguiente paso es dar forma a las trufas tomando pedazos pequeños de masa y formando las bolas.

Por último, fundimos el chocolate al baño maría a fuego lento y sin dejar de remover. Cuando tengo más tiempo y ganas las hago de chocolate negro, chocolate con leche y chocolate blanco, aunque el chocolate blanco es demasiado dulce y no quedan tan ricas. Una vez que lo tenemos rebozamos una a una las bolas y las metemos a enfriar en el frigorífico, aunque si tenemos más prisa por degustarlas siempre podemos meterlas en el congelador hasta que el chocolate se solidifique de nuevo.

Ingredientes:
Aceitunas negras sin hueso
1 zanahoria
Queso crema tipo Philadelphia

Un divertido aperitivo para picar, que, sin duda entra por los ojos tanto de pequeños como de los adultos, no hay que ser muy habilidoso pero sí es cierto que al principio, los primeros cuestan más, después, la práctica lo hace todo. Se tarda muy poco en tenerlos listos y te quedarás con los comensales.

Se hace un corte en las aceitunas que van a ser el cuerpo del pingüino. El corte se hace de forma vertical y sólo por un lado. Ahí vamos introduciendo el queso crema, que será la barriga del pingüino.

 Se cortan las zanahorias, en láminas redondas para los pies, y semicírculos para el pico.

Una vez que tenemos todas las partes ya podemos montar el pingüino ayudándonos de palillos para que todo quede unido.