Monthly Archives: agosto 2013

Esta receta de ensalada es una copia incorrecta de la que sirven en la Posada de Doña Urraca en Fermoselle (Zamora), entre otras cosas porque la suya es con canónigos, que está muy rica, pero en mi casa los canónigos no tienen mucho éxito así que los sustituyo por lechuga. el resultado es también delicioso. No es una ensalada muy "ligera" pero está buenísima.

Ingredinetes:

Lechuga
Panceta adobada
Queso de cabra tierno
Cebolla frita
Aceite, sal y vinagre de Módena

En esta ocasión he cortado la panceta en tiras de más o menos medio centímetro de grosor. Otras veces la compro ya hecha tiras finas.
La hago en el horno a 200º C. Cuando está hecha la saco y le quito la grasa con papel de cocina. Y listo. El queso se va haciendo pedazos muy finos se ponen todos los ingredientes en el plato y se adereza al gusto de cada uno. Por eso yo lo hago en platos individuales, porque depende de para quien sea también lepico un tomate, en esta época de mi huerto, y se nota la diferencia.

Con este aperitivo triunfarás entre pequeños y mayores. El pollo rojo con cara de cabreado es el más gracioso, además de el líder de la pandilla y el más sencillo de copiar. En este caso he sacrificado la estética para conseguir un sabor más rico. Pues no todos los chorizos saben igual, el ideal para conseguir el efecto sería el chorizo de diámetro mayor y más redondo el cuál suele coincidir con un sabor bastante artificial. Pero sobre gustos....

Ingredientes:
Chorizo rojo
Pan de molde
Queso crema (tipo Philadelphia, yo utilizo el de Hacendado)
Aceitunas negras
Queso cheddar en lonchas

Viendo la foto es fácil adivinar el proceso de elaboración. Cortamos el pan de molde a la medida del chorizo del que dispongamos y lo vamos untando con el queso crema. Acto seguido colocamos el chorizo, previamente les habremos hecho un corte en media luna.
Ya tenemos la parte menos laboriosa.
Los picos los hacemos cortando una loncha de queso cheddar en pequeños, muy pequeños triángulos, y las aceitunas negras en tiras para hacer las cejas, y en pedacitos muy pequeños para los ojos.
Ahora sólo nos queda colocar cada cosa en su sitio. Para que los ojos se queden fijos y las cejas también, con la puntita del cuchillo, vamos colocando pequeños bolitas de queso crema y ahí fijaremos las cejas y después los pedacitos diminutos de aceitunas.
Otro aperitivo muy rico y que te hará triunfar, eso sí, siempre y cuando tengáis tiempo y paciencia.

Esta divertida idea para un aperitivo la he visto ya en varios blogs. Sólo viendo la imagen ya no hacen falta más explicaciones sobre cuál es su elaboración. Pero de todas formas os cuento:

Ingredientes:
Huevos de codorniz
Tomates cherry
Mayonesa
Lechuga

Cocemos los huevos, y, una vez eliminada la cáscara, hacemos un pequeño corte en la parte más ancha para que de esa forma se sujeten en el plato perfectamente.
Lavamos y cortamos los tomates cherry por la mitad y los vamos colocando con la ayuda de un palillo sobre cada huevo de codorniz. Cortamos pequeñas tiras de lechuga para adornar el plato y con la ayuda de otro palillo vamos decorando los cherry con la mayonesa.
De esta forma  conseguimos un aperitivo original y muy sabroso y además nos quedaremos con nuestros comensales.