Preparad un buen pan de pueblo a la hora de degustar este plato, hasta que no se acaba la salsa es imposible parar, por lo menos en mi casa, tan fácil y rápido de hacer y qué bueno que está.
Los mejillones son muy baratos y fáciles de encontrar en cualquier mercado y no tienen ninguna complicación a  la hora de cocinarlos.

Ingredientes:

1 kilo de mejillones
Aceite de oliva
Harina
Pimentón
Vino blanco
Pimienta cayena

Limpiamos bien los mejillones y los ponemos en una cazuela tapada al fuego para que se abran.
En una sartén ponemos un chorrito de aceite y cuando está caliente le echamos la harina una cucharada bien generosa, removemos bien y ponemos el pimentón, como media cucharada de café, seguimos removiendo y cuando esté bien mezclado echamos el vino blanco, un chorrito, y la pimienta, seguimos removiendo y vamos echando poco a poco el caldo de los mejillones hasta obtener una salsa más bien espesa.
Una vez que tenemos la salsa podemos mezclar con los mejillones y servir, por favor que no se os olvide estar bien provistos de pan es la mejor manera de disfrutar este plato.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>